Información de la CE

En la UE, todos los productos definidos como EPP (equipo de protección personal) están cubiertos por la Normativa del Consejo 89/686 ECC, que es un Instrumento normativo. Se exige fijar la marca CE a todos los EPP, siempre y cuando se cumplan todas las superficies apropiadas de la Normativa. Si no tiene la marca CE, el producto no se puede comercializar en la UE como EPP. Si no se puede marcar el producto, se le puede poner al empaque mismo.

CATEGORÍAS DE EPP


Categoría I: Diseño simple
Guantes de diseño simple para riesgos mínimos únicamente.

Entre los ejemplos de guantes en esta categoría, se incluyen los guantes para uso doméstico. Entre otros guantes de la categoría, se pueden incluir los guantes para jardinería ligera o los guantes para otras tareas en las que el riesgo de lesión es mínimo. Los fabricantes tienen la opción de someter a prueba y certificar ellos mismos los guantes de esta categoría.


Categoría II: Diseño intermedio
Guantes que no tienen un diseño simple ni complejo.

En esta categoría, se incluyen los guantes que se usan en tareas cuyo riesgo no está clasificado como mínimo, pero que no causan un daño irreversible a la salud. Generalmente, estos guantes son de uso general y requieren una buena protección contra la abrasión, los cortes o las perforaciones. El producto debe someterse a pruebas llevadas a cabo por un laboratorio acreditado, y los resultados forman parte de una ficha técnica detallada del producto que, a continuación, se envía a un Organismo notificado. El Organismo notificado envía el Certificado de análisis de tipo EC que permite el uso de la etiqueta CE en el producto.


Categoría III: Diseño complejo
Guantes de diseño complejo que deben brindar protección contra riesgos mortales o peligros que pudieran causar daños graves e irreversibles a la salud.

Estos guantes se diseñan para brindar protección contra los niveles de riesgo más altos, p. ej., ácidos muy corrosivos. Los guantes incluidos en esta categoría también se deben someter a pruebas llevadas a cabo por entidades independientes y deben obtener la certificación de un Organismo notificado (designado por el gobierno en cada estado). El número exclusivo del Organismo notificado responsable de la auditoría ISO 9001 y del estado 11B se muestra junto a la etiqueta CE en el producto de Categoría III.

Diseño simple o de Categoría I. El fabricante puede identificar y etiquetar los productos de, y el fabricante conserva una ficha técnica.

Categorías II y III  - diseño intermedio y complejo. Los productos de se deben someter a pruebas en laboratorios acreditados, independientes y externos, y se debe preparar un informe de la prueba. El informe de la prueba forma parte de la ficha técnica en la que se incluyen los detalles del diseño, la fabricación, las especificaciones y la información del producto, además de indicarse cómo se cumplieron los requisitos esenciales de salud y seguridad estipulados en la Normativa.

La ficha técnica se envía a un único Organismo notificado de la UE; a su vez, el Organismo notificado envía el Certificado de análisis de tipo EC que permite el uso de la etiqueta CE correspondiente a estas categorías.

En el caso de los productos de la Categoría III, se aplica un requisito importante adicional que exige garantizar que la calidad del producto se mantenga de forma confiable. Ello se logra mediante una Auditoría del sistema de calidad (Sección 11B de la Normativa) por parte del Organismo notificado o al volver a someter a prueba el producto seleccionado a través del Organismo notificado (Sección 11A de la Normativa). Esas verificaciones se llevan a cabo al menos una vez al año.

Todas las unidades de fabricación de Midas tienen la certificación ISO 9001 y, por lo tanto, cumplen con la Sección 11B.

El gobierno designa a los Organismos notificados, lo que se someten a una auditoría por parte de una autoridad de evaluación designada por el gobierno.

 

El número del Organismo notificado , según se muestra arriba, se aplica únicamente a los productos de la Categoría III y corresponde al Organismo notificado que llevó a cabo el análisis de calidad de conformidad con la Sección 11.

En las pruebas de laboratorio de los guantes, se usan los métodos descritos en las normas europeas, o EN, que se detallan en las siguientes páginas. Grupos expertos del CEN (Comité Europeo de Normalización) revisan constantemente las normas, las que se actualizan para ampliar el alcance e incorporar los cambios en los métodos y los materiales. La fecha de publicación se indica junto al número de la norma; por ejemplo, EN 388:2003.

Las normas EN se diseñaron de modo que puedan cuantificarse niveles de rendimiento en aumento. A cada EN le corresponde un pictograma exclusivo debajo del cual se muestra el valor del rendimiento sometido a prueba en forma de número o de letra del alfabeto. Los pictogramas forman parte de la marquilla en el guante y también se usan en las publicaciones para permitir un fácil acceso a la información y la comparación de los productos. Se debe tener en cuenta que los niveles de rendimiento están determinados por métodos de laboratorio que no pueden simular las condiciones reales de uso previsto. Es responsabilidad del usuario/empleador determinar el riesgo del uso final previsto, y el fabricante, como Midas, debe brindar información suficiente, además de otros datos relevantes para permitir la selección correcta de los guantes que se deben elegir para el uso final previsto.

La marca o etiqueta CE no es una marca de calidad, pero, en conjunto con los requisitos de la Normativa, las pruebas del producto por entidades externas, la auditoría de los sistemas de aseguramiento de la calidad y las certificaciones, Midas puede garantizar a los clientes que el rendimiento del producto es fiable y uniforme.

Si bien la etiqueta CE y la Normativa de EPP solamente tienen carácter legal en la UE, todos los productos fabricados por Midas se producen conforme a los mismos sistemas. El rendimiento resultante del producto y la forma en que se presentan los datos se reconocen y valoran en todos los países industrializados fuera de la UE.